Mejores prácticas de NOC

La información sobre el estado y el rendimiento del servicio permite que la organización responda apropiadamente a los eventos que impactan en el servicio que ya han ocurrido (monitoreo reactivo), o para tomar medidas proactivas, basadas en el análisis de patrones de eventos pasados, para prevenir futuros eventos adversos de ocurrir (monitoreo proactivo).

Resultado de imagen para noc network monitoring

Nuestro Ideal es establecernos en un monitoreo proactivo por lo que para ello debemos definir los procesos y prácticas que nos permitan cumplir con este objetivo de la mejor forma. En esta ocasión les presentamos algunos aspectos importantes de mejores prácticas de NOC (Network Operation Center).

    1- Comportamiento básico de la red

Durante un par de semanas o incluso meses ayudará al administrador de la red a comprender cuál es el comportamiento normal en la red. El conocimiento del comportamiento base ayuda a la resolución de problemas proactivamente e incluso previene el tiempo de inactividad de la red.

    2- La matriz de escalamiento

 Los incidentes de red se convierten en un problema severo porque las alertas activadas en función de un umbral se ignoran o la persona correcta no recibe una alerta. En una red grande, puede haber múltiples administradores o personas que se encargan de diferentes aspectos de la red. Una matriz y un plan de escalamiento aseguran que los problemas se analicen y resuelvan a tiempo.

    3- Informes en cada capa

Las redes funcionan según el modelo OSI. El uso de un sistema de monitoreo que admite múltiples tecnologías para monitorear en todas las capas, así como diferentes tipos de dispositivos en la red, facilita la detección de problemas y la resolución de los mismos. Por lo tanto, cuando falla la entrega de una aplicación, el sistema de monitoreo puede alertar si se trata de un problema del servidor o de enrutamiento, un problema de ancho de banda o un mal funcionamiento del hardware.

    4. Implementación de Alta disponibilidad con opciones de conmutación por error

 La mayoría de los sistemas de monitoreo se configuran en la red que monitorean. Pero si ocurre un problema y la red se cae, el sistema de monitoreo también puede caerse. Se recomienda implementar una estrategia de monitoreo con alta disponibilidad a través de conmutación por error. La alta disponibilidad (HA) garantiza que el sistema de monitoreo no tenga un solo punto de falla y proporcione los datos necesarios para la resolución de problemas. Y para evitar un solo punto de falla, se recomienda configurar el sistema de conmutación por error en un sitio remoto de recuperación ante desastres.

    5- Gestión de la configuración

 la mayoría de los problemas de red se originan en configuraciones incorrectas. Hay varios casos en los que incluso pequeños errores de configuración han provocado el tiempo de inactividad de la red o la pérdida de datos. Los cambios no autorizados en la configuración de los dispositivos pueden provocar graves fallas de seguridad que incluyen piratería y robo de datos.

    6- Planificación de la capacidad y crecimiento

Una organización crece, la infraestructura asociada con la organización también debería crecer. Al configurar un sistema de monitoreo, tenga en cuenta el crecimiento futuro.

Otros articulos

La importancia de monitorear tus enlaces WAN

Consultas cliente-servidor que toman mucho tiempo en ejecutarse, accesos a sistemas distribuidos con tiempos de respuesta muy elevados, timeouts en comunicación hacia servicios en la

Application Manager Version 14.600

Mejoras: Monitor MS SQL mejorado para mostrar los detalles de copia de seguridad, copia y restauración de las bases de datos configuradas de envío de

OpManager Versión 12.4.103

Correcciones: Anteriormente había problemas al eliminar y asociar credenciales que tenían caracteres especiales en su nombre.  Al redescubrir dispositivos existentes, la regla de redescubrimiento no